lunes, 31 de octubre de 2011

Seda

Un estribillo desde el fin del mundo. Un regalo muy especial.

Seda de Alessandro Baricco no parece una novela. Tampoco un cuento.  Más bien es como una canción. Si el sonido de la música pudiese ser escrito, si pudiese ser nombrado en un lenguaje sordo se llamaría Seda.

El autor trae la historia de Hervé Joncour, quien la necesidad lleva a emprender un viaje a Japón, y quien allí encuentra la cara irracional del amor, expresión furtiva de nuestra esencia animal y motor velado de las grandes decisiones. Si tuviese que ser nombrado lo llamaríamos deseo. Y lo encuentra allí, en el fin del mundo de una época en la que la luz eléctrica era una hipótesis y un Pasteur prehistórico se ganaba un hueco en la ciencia con un misterioso artilugio llamado microscopio.

La historia es narrada en tercera persona con una prosa delicada, atractiva y sensual y nos hace pensar en la verdadera condición del amor y, a su vez, en el amor sin condiciones. Nos conduce a reflexionar sobre la materia de la pasión y nos hace caer en la cuenta de que ese Leitmotiv reside en cada individuo y somos nosotros mismos quien desencadenamos esa maravillosa locura. Capaces de proyectarla somos, sin embargo, presas de ella sin poder evitarlo.

Seda hay que leerla despacio, con atención. Es una lectura para saborear cada palabra, perderse en su universo de estrofas y desembocar en su sabio estribillo. Debemos dejarnos liberar de las etiquetas, de la cabezonería del ser humano por nombrar lo que le rodea. Si no tiene nombre nos da miedo.

Este relato debiera tener un nombre mudo, uno que fuese como acariciar el vacío.

Una obra demesita directa al corazón.


14 comentarios:

Tatty dijo...

Lo tengo pendiente de lectura en mi estantería desde hace varios meses, hace tiempo que quería leerlo y lo acabé comprando pero todavía no he podido ponerme con él
besos!

mientrasleo dijo...

Me lo llevé hace poco a mi estantería virtual. Coincido contigo, es un libro difícil de definir y con un final que te pilla desprevenido.
Buena elección, como siempre.
Un abrazo

LA VIEJA ENCINA dijo...

Lo has definido muy bien, al menos a mi tambien me parecio que era como la musica. Como su nombre indica, pareciera que estas acariciando seda con la punta de los dedos. En fin maraviloso. Un beso Olga.

Flor de Lis dijo...

¡Hola!

No conocía el libro, te sigo!

Besos

Olga Olmedo dijo...

Tatty, ya verás como te gusta.

Mientrasleo; es verdad, el final te sorprende muchísimo, es una de las cosas que más me ha gustado del libro.

Silvia, me alegro de que te gustara a ti también.

Flor de lis, bienvenida!!

Muchas gracias por vuestros comentarios. Un beso.

Margari dijo...

Este es de esos libros de los que tengo dudas. Me apetece, pero siempre hay otros que me apetecen más. Y lo voy dejando y dejando. A ver si logro un día ponerme con él, porque por lo que cuentas, creo que puede gustarme bastante.
Besotes!!!

Margaramon dijo...

A mi me gustó mucho. Es un libro que te atrae con esa prosa sensual y poética.
Besos

Jesús dijo...

Todavía no me he acercado a las letras de Alessandro Baricco, a pesar de que llevo un par de años esperando en casa su historia "Océano mar". Sin duda, le buscaré un hueco en las lecturas del próximo año.

¡Saludos!

Blanca dijo...

Me ha gustado tu reseña. Destaco: Es una lectura para saborear cada palabra, perderse en su universo de estrofas y desembocar en su sabio estribillo.
Una definición perfecta de este libro.
Gracias.
Un abrazo

Kayenna dijo...

No lo he leído, pero gracias a tu reseña, que es magnífica, ahora deseo hacerme con él cuanto antes. Un abrazo.

Marian dijo...

Hola Olga, acabo de conocer tu blog. He intentado hacerme seguidora, pero no veo la opción por ninguna parte. Me verás por aqui...
Me parece maravillosa la forma en la que has descrito la sensación que te causó este libro. Me encantó. Yo también lo tengo reseñado.
Un beso

Olga Olmedo dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios y por visitar este blog!!!

Margari, Jesus, Kayenna, vereis como os gusta. Además se lee muy rapidito.

Margaramon, Blanca, Marian, me alegro de que tambien os gustase.

Marian, la opcion está abajo del todo, al lado de mi perfil.

Un besazo a todos.

Marian dijo...

Ok Olga, no lo había visto. Te sigo. Besos

Olga Olmedo dijo...

Hola Marian!. Es que está un pélín escondido...Muchas gracias y bienvenida!!. Un beso.

Publicar un comentario