martes, 27 de septiembre de 2011

La Senda Trazada

Misterio, fantasía… mucho más que un Thriller…

La principal novedad del mes de septiembre de la editorial Algaida se llama La Senda Trazada, merecidísima ganadora del XX Premio de Novela Luis Berenguer .

Pedro de Paz duerme esta semana a nuestro lado con una historia de suspense capaz de mantener al lector en vilo en cada una de sus trescientas cincuenta y ocho páginas de magia.

Alfonso Heredia es un reportero gráfico al que la vida no trata demasiado bien. Cercana a la miseria, la situación del protagonista se hace cada vez más precaria y el narrador nos hace testigo de su decadencia, del abandono de sus sueños, su futuro, su buen humor e incluso de su dignidad. Así, vemos cómo le abandona el amor, pierde el orgullo y echa a un lado a los pocos que algún día pudo llamar amigos.

Casualmente, en un guiño cruel del destino, se hace con un libro antiguo escrito a mano que contiene una asombrosa revelación: es capaz de predecir la muerte de ciertas celebridades con una exactitud matemática. A partir de ese momento, asistimos a una metamorfosis del personaje tan gradual como sincera. Porque es precisamente así como sucede. Aunque distingamos un punto de inflexión, no reparamos en los cambios que sufre  el carácter de las personas hasta que un día advertimos que se ha transformado para siempre.

La soledad inunda la obra y rebosa por las tapas llegando a contagiarnos magistralmente. Me atrevería a decir que es ella, junto con el ego, los grandes protagonistas de la historia, en la que el pobre Heredia aparece como un pelele de sus circunstancias, una víctima de su id contra el que su superyó se manifiesta impotente, diría Freud. Y es que el personaje no puede sino rendirse ante su impulso de supervivencia y aprovechar la oportunidad que el obituario le ofrece, aunque este uso sea de dudosa moralidad.  

Con un lenguaje elegante pero directo y exquisitas descripciones, el autor nos seduce con un relato suave y desliza al lector, a través de una trama embriagadora, hasta un final sorprendente.

Me alegra poder decir que a esta novela no le sobra ni una sola frase, nunca se hace pesada. De hecho, el primer cuarto del libro lo leí en el borde de la cama y estuve, literalmente, a punto de caer de bruces contra el mármol.

Puro suspense. Este demesita dará, seguro, mucho que hablar.


9 comentarios:

M.Huerta Cantos dijo...

comparto el inicio de tu blog.
"me gusta leer y leo". Estoy terminando de leer un recomendado tuyo, después a por La Senda Trazada y a disfrutar.

Olga Olmedo dijo...

Muchas gracias M.Huerta. Seguro que te gusta La Senda Trazada, a mi me ha encantado!!

Tatty dijo...

Creo que lo había visto en las novedades y la portada no me había llamado mucho pero después de leer tu reseña tiene muy buena pinta, el argumento me ha parecido original e interesante, intentaré buscarlo

F.Hernández dijo...

Desde que leí hace un par de años "El Documento Saldaña" no había tenido en mis manos ninguna obra de este autor. la reseña de este libro que recomiendas, me parece que va en la línea de mis favoritos.

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas y libres letras van desnudando la integral puereza de este blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos trepidantes...

Olga Olmedo dijo...

Muchas gracias por venir a verme y por vuestras palabras. F. Hernandez, estoy convencida de que te gustará muchisimo. Don vito andolina, te sigo!!. Un besazo!!

don vito andolina dijo...

Hola Olga,es un placer regresar ligero de equipaje a tu hermosa casa, aquí me quedo, muy amable, pasa buen día, besos truhanes...

M.Huerta Cantos dijo...

Hola Olga, efectivamente me ha gustado el libro y he disfrutado de su lectura.

Rosalía dijo...

Otro libro que no me sonaba de nada y me ha llamado mucho la atención, lo buscaré.

bsos!

Publicar un comentario en la entrada