martes, 24 de julio de 2012

La soledad de los números primos

Los números primos son aquellos que sólo son divisibles por sí mismos y por la unidad. Además, estas cifras de comportamiento matemático extraño son cada vez menos comunes a medida que avanzamos en la continua e infinita consecución numérica. Pareciera como si por sus peculiaridades o rarezas estuviesen condenadas a la soledad. 

Sobre esta idea el físico y escritor Paolo Giordano concibe La soledad de los números primos, una novela dulce y conmovedora que da vida a la historia de un par de seres especiales, unidos a través del tiempo, seguramente por ser los dos tan raros, diferentes y por estar tan incomprendidos e inadaptados como los números primos. 

Mattia es un muchacho tímido e introvertido marcado por una tragedia ocurrida en su infancia y por la maldición que supone en muchos casos el tener una mente analíticamente privilegiada. A pesar de sus dificultades para relacionarse con el mundo y para mostrar empatía o cualquier otro sentimiento ajeno a los desarrollos matemáticos este personaje desgarbado, desastrosamente despreocupado y opaco consigue emocionar al lector con un magnetismo único y misterioso que sólo tienen las almas atormentadas. 
Ediciones Salamandra 

Alice, por su parte, es puro impulso y sensibilidad desordenada y vive obsesionada con controlar todo lo que ocurra o deje de ocurrir en su cuerpo, posiblemente porque sea lo único en su vida que es capaz de manejar. Ambos verán fluir sus destinos en paralelo desde la más tierna adolescencia, como quien se mira a un espejo y reconoce a un igual pero que, a pesar de que parezcan estar predestinados, nunca lleguen a unirse del todo, quizás porque se asemejan demasiado, porque la ecuación se vuelve más complicada a medida que añadimos variables o porque es cierto que los números primos han de estar aislados y cada vez más y más alejados de otros similares, igual de complejos, delicados y exóticos; igual de peligrosos para cualquier desarrollo matemático pues, al cabo, cualquiera con ciertas nociones de ciencias exactas sabe que este tipo de números, al igual que algunas personas, se comportan de forma extraña, o especial, como si atendiesen a unas leyes particulares. 

Y es que lo mismo no hay un roto para todo descosido, lo mismo es eso lo que se dice a los niños para que no duela tanto, para que no se haga tan duro y puede que la verdad, la cruda verdad sea que no siempre la princesa encuentra a su príncipe azul, o a su escudero, o a su lacayo. O lo que quiera que busquen las princesas en los cuentos.

8 comentarios:

Lu dijo...

La premisa del libro es preciosa y por eso lo leí. Quizá esperaba demasiado y por esa razón la historia no llegó a conmoverme, los personajes me ponían un poco nerviosa.
Besos

Tatty dijo...

hace tiempo que quiero leerlo guiada por las reseñas que he ido leyendo, espero no llevarme una decepción porque me imagino un libro con una historia bonita y que me gustará
besos

M. Huerta Canto-Sabala dijo...

Voy a estar unos dias fuera, desconectada. Me quedan algunos recomendados pendientes. Aprovecharé para ponerme al día.

Margari dijo...

Leí este libro hace ya tiempo y me gustó mucho. Unos personajes muy logrados, muy bien descritos. Lo mejor de esta novela. Muy buena reseña!
Besotes!!

Jesús dijo...

Hace ya tiempo que reseñé esta novela en mi espacio. Me gustó mucho el planteamiento de la historia, a pesar de la melancolía y de la nostalgia en cada una de sus páginas. Seguro que en algún momento vuelvo a esta novela. Un saludo.

LA VIEJA ENCINA dijo...

Hace tiempo que leí este libro, pero ahora creo que tal vez no fue el momento oportuno y que esperaba mucho de él, motivos por los que no acabó de gustarme, supongo que algún día lo volveré a retomar. Besos Olga

Ismael Cruceta dijo...

La verdad es que lo dejé pasar cuando llegó un aluvión de reseñas, ahora, que la euforia está en calma, quizás lo lea, tu reseña me motiva a hacerlo. besos!

Marisaglezp dijo...

¡Magnifica reseña! He llegado a tu blog por rebote desde otro y he visto que te has leído este libro. Yo lo leí hace mucho tiempo y también vi la película. No sé qué es lo que hice antes si leer el libro y ver la película o al revés. El libro me gustó mucho aunque me dejó muy pillada. No sé, despertó en mi sentimientos extraños. Me gusta mucho tu blog y voy a quedarme por aquí con tu permiso. Observo que eres de un pueblo de Sevilla, ¿si? Entonces somos paisanas.. Te dejo la dirección de mi blog por si quieres darte un paseito. Un saludo!

http://booksandcompanies.blogspot.com.es/

Publicar un comentario